Descubre AUDIOBLÚ y empieza a sentir.

Descubre AUDIOBLÚ y empieza a sentir.

El uso de ordenadores, tablets, videojuegos, smarthphones… se han convertido en los aliados perfectos de la miopía. La salud visual de los más jóvenes se ha visto afectada en los últimos años por los cambios sociales y tecnológicos que se están produciendo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera ya a la miopía como una de las pandemias del siglo XXI.

Durante el Congreso de Optometría, Contactología y Óptica Oftálmica (COCOO) del año pasado, los participantes destacaron que los nativos digitales, nacidos entre 2002 y el 2021, son ya la generación con la mayor tasa de miopes en comparación con generaciones anteriores, es por ello que más del 50% de la población es o será miope. 

La miopía infantil tiene una prevalencia actual del 30 al 40% y se estima que llegará al 60% en los próximos años, con los riesgos para la salud visual que supone cuando la miopía alcanza determinados valores. 

Riesgos que en algunos casos pueden llegar a la ceguera (este riesgo es proporcional al número de dioptrías que se desarrolla cuando se es niño). Además, la probabilidad de padecer glaucoma es tres veces superior. El de perder visión central por la degeneración de las estructuras de la retina, en un miope de 3 dioptrías, es el doble de lo normal, pero en un miope con 10 dioptrías este parámetro se multiplica por 200, según profesionales que participaron en el Congreso de Optometría, Contactología y Óptica Oftálmica 2022 (COCOO).

¿Qué influye en la miopía infantil?

¿Cómo controlamos la miopía infantil de nuestros/as hijos/as?

En Blú Ópticas somos conscientes de la importancia de la miopía infantil en los más pequeños. Como hemos comentado, se ha convertido en uno de los temas de mayor actualidad en el sector óptico, pero nadie habla de cómo detectarlo o diagnosticar su progresión.

En nuestros centros contamos con una aparatología exclusiva y puntera, llamado biómetro, con el que podemos prevenir más que curar esta patología que está en auge en niños.

¿Por qué es importante el biómetro en la miopía infantil?

Con el biómetro medimos el crecimiento del ojo, que tiene una relación directa con el aumento de la graduación. Permite medir de forma exhaustiva el tamaño del ojo para valorar, además, los tratamientos que se están aplicando (en el caso de que los haya). 

Es ideal realizar esta prueba a partir de los 7-8 años, porque al estar en etapa de desarrollo, se puede actuar mediante diferentes tratamientos. 

La realización de esta prueba no es molesta ni invasiva para los niños, únicamente ven un punto y el oftalmólogo es el encargado de medir todos los parámetros necesarios. 

Nuestro objetivo en Blú es concienciar a todos esos padres y madres sobre lo importante que es realizar controles en la vista de vuestros/as hijos/as. Nuestra tecnología exclusiva permite detectar y diagnosticar a tiempo en el caso de la miopía infantil. Una revisión completa y anual que os ayudará a prevenir futuros problemas.

Únicamente tendréis que pedir cita en vuestro centro Blú más cercano y os iremos guiando en todo el proceso.

Contamos con la más avanzada aparatología para controlar la miopía infantil porque sabemos que ‘más vale PREVENIR que curar’.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *